lunes, 12 de octubre de 2009

El Embarazo - Los movimientos del bebé durante el embarazo

En cuanto pasa el primer trimestre del embarazo y se supera la famosa "semana 12", que es la etapa más peligrosa del embarazo... empezamos a querer notar cómo se mueve el bebé!!.

Tu peque se mueve aproximadamente desde la sexta o séptima semana, pero es tan pequeño aún que no es posible que notes absolutamente nada. Se supone que en el segundo embarazo se nota al bebé antes (desde la semana 16 aprox.), pero si eres primeriza como yo, vas a tener que esperar... en mi caso, hasta la semana 21 =(.

Ten en cuenta también que la estructura física influye: si eres delgada es posible que lo notes antes que si te sobra algún kilito (como me pasa a mí!).

¿Qué se siente?

Es muy difícil de explicar, y de hecho cada madre probablemente lo describe de una manera. Para empezar, a veces es muy complicado distinguir un movimiento del bebé de un gas, o un movimiento intestinal (poco romantico, lo sé!), pero un día notarás algo sutilmente distinto de lo que has notado hasta el momento... y distinguirás que es tu peque.

En mi caso mi sensación fue como de un pececillo nadando dentro de mi tripa... fue un movimiento suave, sutil, pero supe que era mi peque =D. Hay madres que lo describen como una mariposilla aleteando, o como palomitas de maíz abriéndose...

Unas semanas después de haber empezado a notar a mi peque, de repente un día identifiqué que los golepcitos rítmicos que estaba notando era... hipo! Y te aseguro que hasta el final del embarazo, lo tuvo casi todos los días!.

¿Cada cuánto tengo que sentirlo?

Al principio, los movimientos serán pocos y espaciados; es posible que notes varios movimientos un día y ninguno al día siguiente. Aunque el bebé se mueve y patea con regularidad, hay muchos movimientos que aún no puedes sentir, por lo que no te preocupes: pronto empezará a darte golpes más fuertes y tendrás la tranquilidad de que todo está bien.

A finales del segundo trimestre, cuando empieces a sentir a tu peque, toma la costumbre de vigilar todos los días que tu peque se mueve aunque sea poco. No te preocupes si el bebé de una amiga se mueve mucho más o da patadas más fuertes: no hay un patrón de movimientos idóneos de bebés, sólo tienes que vigilar que lo notas todos los días.

Si a lo largo de un día entero no has sido consciente de haberlo notado -lo cual no significa que no se haya movido, puede que simplemente hayas estado atareada y no te hayas dado cuenta-, al llegar a casa haz lo siguiente:

Ponte cómoda, elimina cualquier ropa que te presione lo más mínimo la tripa (pantalones con cinturilla, panties...) y túmbate en la cama del lado izquierdo. Llévate un par de onzas de chocolate (o algo con bastante azúcar) y tómatelas. Espera un ratito a ver si tu peque estaba dormidito y con el excitante del chocolate y tu relajación, se pone en marcha.

Si esperas una hora y aún así no notas a tu peque, vuelve a ponerte en movimiento y una hora después lo vuelves a intentar. Si no tampoco lo notas, entonces con calma llama a tu ginecólogo para comentárselo para quedarte tranquila, aunque seguramente no pase nada más que es muy dormilón!.

En algún momento hacia la semana 36 tu peque se habrá colocado o se colocaré en posición para el parto (cabeza abajo y encajado en la pelvis), y eso te va a hacer sentir presión en la pelvis y a la vez sentirás que puedes respirar mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Share it